Premio Nacional de Medicina a investigación sobre efectos de la pandemia en riesgos durante el embarazo
Fecha publicación
Resumen
El galardón del Ministerio de Salud Pública fue otorgado a un equipo liderado por el Dr. Leonel Briozzo, actual presidente de Iniciativas Sanitarias, que se refirió a la diferencia que sufren los sectores más vulnerables y la necesidad de mitigación con estrategias concretas.

Este martes 14 de diciembre la Academia Nacional de Medicina otorgó el Premio del Ministerio de Salud Pública 2021 a la investigación sobre el efecto de la pandemia covid-19 en el riesgo de prematurez y reducción de crecimiento fetal durante el embarazo liderada por el doctor Leonel Briozzo, junto con un equipo multidisciplinario conformado por  Stephanie Viroga, Giselle Tomasso, Fernando Filgueira, doctores Virginia Cardozo, Clara Niz, Fernanda Nozar, Hugo Selma, Josefina Tarigo, Analía Grenno, Pablo Gesuele y Daniel Borbonet.

Briozzo es Profesor Titular de la Clínica Ginecotocológica A, de la Udelar, Jefe del Departamento de Maternidad del Centro Hospitalario Pereira Rossell y fundador y actual presidente de Iniciativas Sanitarias.

En su discurso, agradeció a las autoridades presentes por la distinción, y se refirió a la inspiración del trabajo en homenaje a Augusto Turenne, primer profesor de ginecotocología uruguayo, “que generó el nombre mismo de la profesión y que siempre tuvo una preocupación especial por las problemáticas sociales que rondaban el proceso reproductivo y la importancia de la visión social de la obstetricia”.

Relató el proceso en el que el equipo viene trabajando desde hace diez años en estudios sobre el tema de la prematurez y la restricción de crecimiento, desarrollando algunas hipótesis originales que comprueban que “tienen una base común en lo que dimos en llamar entornos maternos desfavorables para la reproducción humana”, y que se relacionan con la desigualdad, las cuestiones medioambientales o el estrés materno “vinculado por ejemplo a la epidemia de violencia basada en género que se vive en nuestro país”.

En referencia al abordaje del estudio premiado, el profesor y jefe de Maternidad del Hospital Pereira Rossell también advirtió acerca de “las alteraciones de la dieta, la alimentación y la microbiota de las embarazadas, teniendo en cuenta que Uruguay es el país con mayor obesidad en mujeres embarazadas”, refiriendo que el 44% de la población en edad reproductiva en Uruguay padece obesidad o sobrepeso.

Briozzo explicó que la situación de pandemia y las medidas establecidas para mitigar la misma, produjeron las condiciones que, advertidas con anterioridad por el equipo de investigadores, permitieron observar la diferencia del riesgo en embarazadas usuarias de la salud pública y privada, y el impacto que en ambos grupos produjo la crisis económica, la crisis social -con un gran aumento de la carga de cuidados para la mujer- y la crisis psicológica.

“Estas crisis fueron brutales en los sectores más vulnerables y nosotros lo sentimos porque todos los días las vemos en la maternidad del Centro Hospitalario Pereira Rosell y veíamos que se repetían situaciones muy graves para la salud de las mujeres”.

“Creemos que estas evidencias son insumos para la elaboración de políticas para tratar de mitigar y estamos obligados como universitarios en base a la Ley Orgánica de nuestra casa de estudios a involucrarnos en estos temas y proponer alternativas”

El Dr. Briozzo recordó que “hace veinte años, en una crisis económica sin precedentes [2001] hubo un emergente que fue la muerte materna por abortos en condiciones de riesgo y en aquel momento desarrollamos un modelo de mitigación que se llamó ´Iniciativas Sanitarias contra el aborto provocado en condiciones de riesgo´ -premiado también por la Academia Nacional de Medicina- en el año 2009”. 

“Diez años después, estamos trabajando en otro tema que creemos muy relevante para la salud pública, por eso nos presentamos al premio, y creemos imprescindible establecer un modelo similar de mitigación del riesgo reproductivo en la población más vulnerable, incrementar la investigación con respecto a estos temas, en el área social y biomédica (…) y creemos que cualquier política de largo plazo tiene que basarse en el proceso reproductivo, porque va a tener un peso en los mecanismos epigenéticos en los próximos treinta, cuarenta o cincuenta años, con una carga importante de la carga de enfermedades”, agregó Briozzo.

“Porque las enfermedades crónicas sí son transmisibles por la pobreza y la vulneración de derechos”, concluyó.

 

La ceremonia y discursos completos pueden verse por Youtube.