¿QUÉ ES
INICIATIVAS SANITARIAS
?

Somos una Asociación Civil destinada a desarrollar y hacer efectiva la salud y los derechos sexuales y reproductivos de las personas en el ámbito social y clínico, con una perspectiva sanitaria que incluye la prevención del aborto provocado en condiciones de riesgo, la difusión de métodos de anticoncepción segura, de calidad y disponibles universalmente, la prevención de la violencia sexual y doméstica, y la difusión de los derechos sexuales y reproductivos en el embarazo y el parto.

IS se propone a construir una Relación Sanitaria comprehensiva desde el componente profesional / usuaria, comprometida desde los profesionales y sus equipos, así como también más equitativa y empoderante para las usuarias.

En base a esto promovemos las siguientes características generales: complementariedad de roles, articulación en la búsqueda de las mejores soluciones y convergencia en el objetivo principal: la salud y el bienestar integral de la mujer.

La relación sanitaria es una relación humana única e intransferible, especialmente en el área de la salud sexual y reproductiva, debe ser una atención centrada en la mujer. A pesar de ser asimétrica en cuanto a información, conocimiento y experiencia, debe ser pro activa y de beneficio mutuo mediante el cuidado y reconocimiento recíprocos.

IS impulsa, además, la optimización de la asistencia sanitaria, la investigación clínica aplicada y la docencia. Además, genera en su acción —desde el diagnóstico de situación hasta las acciones asistenciales— una forma de advocacy novedosa y de impacto.

MISIÓN

Nuestra Misión es asegurar la equidad en el ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos de todas las personas, a través de tres ejes de acción:

  • Desarrollar modelos de atención basados en la práctica y en la evidencia empírica.
  • Entusiasmar a los profesionales y equipos de salud con un nuevo rol.
  • Influir en los sistemas de gobierno de salud con propuestas fundadas.

VISIÓN 2030

En 2030, seremos reconocidos por los principales actores de la salud en el mundo como líderes globales en la lucha por la equidad en el ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos de todas las personas.
En Uruguay ya no se discutirá sobre la necesidad de avanzar en la equidad, y la agenda estará liderada por el debate sobre el desarrollo humano en su vínculo con los aspectos sexuales y reproductivos. En Latinoamérica habremos instalado el nuevo paradigma, y habremos logrado avances sustantivos.
Habremos derrotado al paternalismo médico en Uruguay porque los equipos de salud habrán incorporado nuevos modelos, enamorados de su nuevo rol profesional. Con nuestro apoyo, los avances en el resto de Sudamérica serán evidentes. Para ese entonces, ya habrá sido superada y olvidada como preocupación principal la sustentabilidad financiera.